Horóscopo Chino Dragón


Cinco elementos del Dragón al final 

Generoso y lleno de vitalidad, para el Dragón la vida es constante movimiento. Egoísta, excéntrico, dogmático y muy exigente, sin embargo, no le falta nunca su grupo de admiradores que también disfrutan de sus múltiples virtudes. Desde muy pronto en su vida tiene su rumbo marcado y exige de los demás una perfección tan elevada como la que él mismo se impone. Celoso de sus convicciones, las defiende con impetuosidad y una gran ansiedad. Posee el potencial para realizar cosas importantes. Sin embargo, a menos que contenga sus entusiasmos puede terminar quemándose y convertido en humo. Se fanatiza con facilidad y nunca pasa desapercibido por su gran entrega al ideal.

Un Dragón enfadado y rechazado puede ser peligroso y temerario. Pero pese a su temperamento puede mostrarse familiar y cariñoso. Las diferencias con su familia serán olvidadas si necesitaran su ayuda. Pero una vez superada la crisis dirá lo que piensa sin tapujos. Le es casi imposible demostrar cariño si está enfadado y se empeña en ser maleducado pero no aceptará eso de ti, así que intenta otro camino para solucionar las cosas… si no estás dispuesto a morir en el intento.

A pesar de ser muy emocional no es sentimental ni romántico, aunque su gran corazón te perdonará rápidamente y no se involucrará en venganzas estériles. Es decidido, pero no astuto ni insidioso, aunque sí muy orgulloso a la hora de pedir ayuda. Empeñado en avanzar, olvida protegerse y como es demasiado recto y estricto, se niega a mentir y es incapaz de interpretar las insinuaciones sutiles. Para el nativo de este signo es esencial tener un propósito especial en la vida.

La mujer Dragón creerá en la igualdad de derechos para las mujeres. Será totalmente emancipada y jamás se quedará esperando su destino. No es necia y aunque tenga aires de reina no espera que la traten como tal, pero hará todo lo posible para alcanzar el respeto de los que la rodean.

Aunque los defectos del Dragón son tantos como sus virtudes, su esplendor no tiene fronteras. No es un ser mezquino y no escatima a la hora de hacer favores, aunque quizás gruña bastante. Puede ser feliz llevando una vida solitaria porque su trabajo y su carrera serán siempre lo más importante, además, será imposible verle sin amigos o admiradores con los que compartirá generosamente porque no es avaro, aunque jamás derrocha.

Es positivo y nunca tirará la toalla durante mucho tiempo. Aunque es su peor enemigo porque detrás de su fuerza emprendedora puede lanzarse sin medir las consecuencias: físicas, emocionales o sociales. Pese a todo es una persona abierta y le será muy difícil guardarte un secreto. Pero también puedes estar seguro que si te declara su amor es absolutamente sincero. Nunca dudes de depositar tu confianza en él, es raro que rehuya a la responsabilidad asumida y se esforzará para lograr con éxito tu cruzada como si fuera propia.

Entre Mono y Dragón se sentirá la fuerza de una “atracción fatal”, ya que a ambos les fascinan las cualidades externas e internas del otro. Dragón-Rata puede ser también una combinación irresistible, ya que la astucia de la Rata reemplazará la ingenuidad del Dragón, mientras que la fuerza del Dragón reemplazará la debilidad de la Rata. La Serpiente puede ayudar a calmar los errores provocados por el impulsivo Dragón, y aportarle la serenidad suficiente para que este aproveche su gran inteligencia cuando sepa detenerse a pensar.

El Tigre, el Gallo, el Caballo, la Cabra, el Conejo y el Cerdo buscarán al Dragón para refugiarse y compartir sus cosas con él.

Dos Dragones pueden entenderse bien si se unen como un equipo invencible, sabiendo que no deben competir entre ellos para no hundirse mutuamente y neutralizar sus fuerzas.

El Hombre Dragón

Radiante, altivo y soberano, el magnífico Dragón fue considerado en la antigua China como el depositario de todas las bendiciones. Este personaje suele romper el molde del entorno donde nace, consciente de su superioridad. Es el único en la rueda de los doce animales que tiene la capacidad de volar; su condición mítica lo impulsa a ser responsable de los grandes cambios de la humanidad.

Su inmensa creatividad lo lleva a destacarse fácilmente en el mundo de las ciencias tanto como en el de la filosofía. El éxito parece salir a su encuentro, en ocasiones no deberá esforzarse por lograrlo. Lo único importante para estos nativos es permanecer fieles a un solo objetivo, porque si se dispersan o se sienten inseguros, pueden girar alrededor de sí mismos durante mucho tiempo. Su inagotable energía es capaz de arrasar con lo que sea una vez que ha definido su meta. No aceptan imposibles, son guardianes de la riqueza y el poder, y su naturaleza magnánima los impulsa a compartir todo lo que la vida parece entregarles a manos llenas.

Dogmáticos y extravagantes, estos personajes huyen de la soledad, por eso suelen involucrar a otros en sus propuestas, formando grupos de incondicionales. En el campo emocional tienden a los extremos: pueden expresar una profunda ternura y amabilidad, sin por ello abandonar su tono dictatorial.

Ingenuos y extrovertidos, los dragones no son manipuladores ni astutos; prefieren actuar con franqueza y claridad, porque su sola presencia atrae magnéticamente a sus seguidores.

La Mujer Dragón

Esta mujer parece poseer un halo de magia que la distingue en medio de la multitud. Su mirada franca y despierta cala hondo en los demás. Su tradicional magnetismo unido a su necesidad de ganar, la lleva a involucrarse en todo tipo de desafíos. Su capacidad de raciocinio suele ser sorprendente y no acepta con facilidad las debilidades ajenas.

Orgullosa y en ocasiones altanera, esta nativa busca la admiración del entorno por medio del éxito. Sumamente exigente como madre, independiente como compañera y rebelde ante las imposiciones, siente una cierta superioridad natural que la impulsa a tomar actitudes de líder.

Su personalidad fuerte y dominante la lleva a emparejarse con personas de carácter más débil y a mantener relaciones tormentosas. En el plano profesional, estas mujeres suelen ser muy responsables; su ambición ilimitada las lleva a alcanzar mucho poder en la vida.

El Niño Dragón

Innovador y vigoroso, su naturaleza idealista le permite crear sus propias realidades. El pequeño Dragón se destaca en todo lo que hace, pero tiene una mala resistencia al fracaso. Su carácter orgulloso y altanero lo impulsa a enfrentarse sin temor a quien se oponga a su voluntad.

Brillante, independiente y algo agresivo, este pequeño necesita conocer su propio valor, por eso se prueba a sí mismo en todo tipo de experiencias. Su enorme energía debe ser canalizada por medio de responsabilidades y todo tipo de actividades físicas.

Suele ser un excepcional estudiante y acepta la disciplina con alegría si se la imponen con inteligencia y serenidad. Idealista y soñador, este niño puede sorprender a los mayores con sus opiniones profundas y su natural autoridad, y con razón era conocido en Oriente como “el pequeño emperador”. Por ello, si no posee límites claros puede convertirse en un tirano.

La aprobación de sus seres amados le resulta imprescindible, de no alcanzarla podría volverse irritable e irascible. Su original naturaleza lo lleva a destacar en profesiones relacionadas con el arte y la ciencia.

La Salud del Dragón

Extremadamente vitales y fuertes, los dragones tienen tendencia a la longevidad. Conocen sus límites y desde jóvenes se ejercitan para aumentar su enorme resistencia. Su carácter disciplinado y su buena autoestima lo ayudan a mantener una salud equilibrada.

Una dieta adecuada, como la vegetariana —rica en cereales y leguminosas— puede ayudarlos a permanecer saludables y evitar la hipertensión. Como los dragones sucumben a la rabia, se les recomienda la práctica de disciplinas como el yoga o la meditación. La salud de este nativo oscilará según su estado de ánimo, por lo que un cuidado programa de ejercicios lo alejará del perjudicial sedentarismo y de las enfermedades del sistema nervioso central.

El Dragón de Metal - 1880, 1940, 2000

Probablemente sea el más voluntarioso de los Dragones. Para él, la sinceridad y la integridad son virtudes de primera importancia, y aunque puede ser inteligente, abierto y expresivo, es también inflexible y crítico.
Combativo y orientado a la acción, buscará y motivará personas que tengan su mismo nivel de inteligencia y posición social. Tiene poca paciencia con los tontos y haraganes. El indoblegable Metal, unido al elemento natural de su signo lunar, la Madera, le permitirá también intimidar a seres más débiles y someterlos a su voluntad. Por lo demás, es el guerrero magnífico en su mejor expresión.

Es tremendamente apasionado y se jugará la vida por sus convicciones. De nada sirve intentar convencerlo de que hay cosas que simplemente no se pueden hacer. Este es un Dragón que intentará exorcizar todos los males que encuentre en la vida y que, en lo referente a convicciones y creencias morales, puede ser un fanático. Cuando es negativo, tendrá una visión exagerada de su propia importancia. Su fuerte no es la diplomacia, y si los otros no están de acuerdo con él o se niegan a aceptar su liderazgo tiene la costumbre de seguir adelante solo.

El recio Dragón de Metal se precipitará donde los ángeles no se aventuran. Y tendrá éxito, porque se pondrá a sí mismo entre la espada y la pared. Es de los que queman los puentes después de atravesarlos, para no poder retroceder una vez que se han lanzado al ataque.

El Dragón de Agua - 1892, 1952, 2012

Un tipo de Dragón menos imperioso, capaz de óptimo crecimiento y expansión. Puede hacer a un lado su ego en bien de todos, y es menos egoísta y obstinado. Persona inhibida, pero progresista, se empeña mucho en no ser tan conspicuo como los otros Dragones ávidos de poder. Tampoco es que se lo pueda considerar conciliatorio. Es capaz de adoptar una actitud de «vamos a ver qué pasa», y su ingenio es tan formidable como su fuerza de voluntad.

La vida del Dragón de Agua se ajusta a la filosofía de la fidelidad a sí mismo, y no procurará vengarse de quienes opten por el camino opuesto al suyo. Democrático y de mentalidad liberal, puede aceptar sin amargura el rechazo o la derrota.

El Agua es calmante y benéfica para este signo lunar, y el Dragón de Agua sabrá actuar con prudencia y hacer lo que es esencial para su progreso. Es rápido y confiable, y capaz de promover sus ideas con infatigable devoción. Es posible que alcance éxito como negociador, ya que sabé cuándo, dónde y cómo aplicar la fuerza.

Su desventaja principal es que, como constructor, puede padecer de un exceso de optimismo que lo Ileve a olvidarse de reforzar los cimientos. Por el intento de abarcar demasiado, es posible que lo pierda todo. Debe aprender a hacer elecciones difíciles y a renunciar a todo aquello que es imposible o innecesario. Así podrá dedicar sus energías a menos empresas, pero más gratificantes.

El Dragón de Madera - 1904, 1964, 2024

Un ejemplar creativo y magnánimo, capaz de desarrollar nuevos conceptos, brillantes y revolucionarios. La Madera combinada con su signo le da la aptitud de formular y llevar a la práctica sus ideas y de trabajar en cooperación con otros, aunque en ocasiones pueda mostrarse un tanto condèscendiente.

Bien dotado para la investigación, al Dragón de Madera le encanta estudiar las teorías de la causa y el efecto; todas sus acciones estarán seguramente guiadas por la lógica. Sin embargo, también tiene tendencia a indagar demasiado en los problemas o a someter a la gente a interminables discusiones siempre que se enfrenta con alguna oposición.

Es, pese a todo, un Dragón generoso a quien se puede inducir a transitar por el camino del medio; que trata de ofender a tan pocas personas como sea posible y que disimula sutilmente sus actitudes dominantes. El elemento Madera da una variedad de Dragón menos vehemente y más razonable, capaz de Ilegar a un compromiso cuando lo siente ventajoso. Así y todo, en cuanto Dragón, en última instancia tendrá que relacionarlo todo con el tamaño exagerado de su ego, y solo condescenderá a cambiar cuando esté seguro de que él mismo se beneficia. Aunque no tan vengativo como los Dragones de otros elementos, será franco en el hablar, orgulloso e intrépido cuando se le hace frente.

El Dragón de Fuego - 1916, 1976, 2036

El Dragón de Fuego, el más equitativo, abierto y competitivo de todos, espera mucho de los demás. Pero aunque pueda ser exigente y agresivo, como tiene también la bendición de un enorme energía puede ofrecer mucho a cambio. El problema es que puede andar por el mundo con un aire de superioridad -amén de autoritario- que hace que la gente le tema o se aparte de él. Sus condiciones para el liderazgo quedan con frecuencia desmerecidas por su deseo de que lo traten como si fuera el Mesías. Combinado con su enérgico signo lunar, el Fuego le dará inclinaciones en exceso celosas y dictatoriales. El Dragón de Fuego empuja demasiado, aunque haya poca resistencia. En realidad es una persona abierta y humanitaria, amante de la imparcialidad y deseosa de descubrir la verdad a cualquier precio. Sus críticas son objetivas y tiene el poder de movilizar a las masas con su personalidad vibrante. Constructor de imperios por naturaleza, tendrá en vista el supremo orden de las cosas... con él en la cima, naturalmente.

Como el Dragón de Fuego, suele ser presa de una ambición personal insaciable, es irascible, desconsiderado e incapaz de tolerar nada que no alcance a la perfección. También cae en generalizaciones excesivas o saca conclusiones precipitadas, y es frecuente que agrupe a la gente en categorías sin tener en cuenta sus diferencias individuales ni percibirlas siquiera. Pese a todo, es un realizador de primera línea, capaz de ser una fuente de inspiración para sus colaboradores, y una personalidad capaz de ganarse la atención pública, siempre que aprenda a dominar sus rasgos negativos y a comunicarse con más humildad con sus prójimos.

El Dragón de Tierra - 1868, 1928, 1988

He aquí un Dragón sociable, de modalidad ejecutiva, movido por un impulso compulsivo a controlar su medio y la gente que lo rodea. Como Dragón que es, no puede menos que ser autocrático, y sería de tontos esperar otra cosa. Sin embargo, será justo y capaz de apreciar las opiniones ajenas, aunque no esté de acuerdo con ellas. La Tierra le da un carácter realista, estable y, en ocasiones, un poco impersonal.

Aunque no tan acentuada como otros Dragones, éste también tiene la necesidad básica de subyugar a la gente. Pero enfocará racionalmente los problemas y su liderazgo será menos dictatorial. Se esfuerza incesantemente por desarrollar sus condiciones y sacar partido de sus recursos.

El dominio de sí que caracteriza al Dragón de Tierra no significa que le falte iniciativa. Se trata solo de que el elemento Tierra lo Ileva a no tener prisas, y es más probable que sus aspiraciones sean sólidas y ordenadas.
Recto como una vara, este Dragón aristocrático es tranquilo, fuerte y valiente. Dado a la reflexión y a la organización, sus estallidos de cólera serán infrecuentes, y tampoco se rebajará a discutir con quienes están por debajo de él cuando se enoje. Sin embargo, cuando sienta ofendida su dignidad será rápido en la venganza.

El Dragón y su Ascendente

Nacidos en las horas de la Rata (23:00 a 01:00):

Planificadores y calculadores, estos nativos no corren riesgos innecesarios. Sumamente ambiciosos, logran todo lo que se proponen. Su lema es ganar.

Nacidos en las horas del Buey/Búfalo (01:00 a 03:00):

Esta combinación produce dragones invencibles en su decisión de avanzar con seguridad y firmeza, logrando alcanzar las metas que se propongan, puesto que están dispuestos a sacrificarse por ello. Sólidos y honestos, su punto débil es la ira.

Nacidos en las horas del Tigre (03:00 a 05:00):

Son encantadores, notables y destacados; su carisma los lleva a los más altos escenarios. Su magnetismo y sagacidad los llena de aplausos y admiradores.

Nacidos en las horas del Conejo/Liebre (05:00 a 07:00):

Sutiles, misteriosos y delicados, se destacan por su imperturbable serenidad y su agradable parsimonia. Su inteligencia y diplomacia suelen abrirles el camino al poder y la abundancia.

Nacidos en las horas del Dragón (07:00 a 09:00):

El Dragón duplicado puede ser el alma de la fiesta o el protagonista del peor drama. Vuelan alto y si se llegan a caer, no tienen problemas en volver a comenzar.

Nacidos en las horas de la Serpiente (09:00 a 11:00):

Planificadores, medidos y sagaces, estos nativos se aseguran antes de dar un paso en la vida. Actúan con ambición, organizando cada movimiento con la exactitud de un reloj.

Nacidos en las horas del Caballo (11:00 a 13:00):

Egocéntricos y grandiosos, estos nativos viven con la risa a flor de labios. Son pícaros y algo sinvergüenzas, lo que suele seducir notablemente al sexo opuesto.

Nacidos en las horas de la Cabra (13:00 a 15:00):

Pacientes y comprensivos, estos nativos se ocupan de los detalles hasta la exageración. Su compasivo espíritu los impulsa a ayudar a todos con gran dedicación, sin embargo esperan ser retribuidos.

Nacidos en las horas del Mono (15:00 a 17:00):

Su invencible y radiante personalidad les ayuda a mover el destino a su favor, puesto que saben cómo sacar provecho de todas las situaciones, sin importarle la legalidad de sus métodos.

Nacidos en las horas del Gallo (17:00 a 19:00):

Estos talentosos personajes utilizan la disciplina y la imaginación para destacarse en alguna especialidad. Sus talentos son ilimitados, lo que les permite convertirse en una leyenda viva.

Nacidos en las horas del Perro (19:00 a 21:00):

Estrictos, severos y exigentes, esperan de los demás honestidad y lealtad. Pueden abrazar grandes ideales, místicos o científicos, para dedicar su vida al bien de la humanidad.

Nacidos en las horas del Cerdo/Jabalí (21:00 a 23:00):

Generosos, amables y refinados, suelen ser grandes emprendedores, buenos amigos y padres protectores. Su tendencia a los excesos y a las exageraciones pueden resultar difíciles para los demás.

Dragones famosos: Shakira, Joan D'Arc, John Lennon, Jimmy Connors, Shirley Temple Black, Fred (Mr.) Rogers, Al Pacino, Pee Wee Herman, Christopher Reeves, Robin Williams, Sara Bernardt, Mari Pickford, Salvador Dalí, Harold Wilson, Jesucristo, Juan Jacobo Rousseau, Barbara Cartiand, Bernard Shaw, Danton, Mariscal Tito, Santa Bernardette, Napoleón III, Mariscal Petain, Pilar Miró, Joan Baez, Susannah York, Pasqual Maragall, Faye Dunaway, Plácido Domingo, Adolfo Marsillach, Jean Simmons, Estefanía de Mónaco, Gabriel García Márquez, Sara Montiel, Alberto Cortez, Bernardo Bertolucci, Gregory Peck, Julie Christie, Glen Ford, Fabiola de Bélgica, Olivia de Havilland, Ringo Starr, Yul Brynner, Stanley Kubrick, James Coburn, Raquel Welch, Rossano Brazzi, Silvia Kristel, George Peppard, Pelé, Ray Coniff, Elke Sommer, Gene Tierney, François Mitterrand, Trevor Howard, Graham Greene, Arturo Peniche, Vicente Fernández, Rocío Sandoval.

Gracias.



Horóscopo chino del Dragón, cinco elementos del Dragón,  Dragón de metal, Dragón de madera, Dragón de tierra, Dragón de fuego, Dragón de agua,