Horóscopo Chino Buey/Búfalo


Cinco elementos del Buey/Búfalo al final 

El signo del Buey (o Búfalo) representa la prosperidad alcanzada a través de la fortaleza y el trabajo. Una persona nacida bajo este signo será digna de confianza, tranquila y metódica. Trabajador paciente y esforzado, el Buey es rutinario, sabe escuchar y es muy difícil hacerle cambiar de opinión, porque es obstinado y con prejuicios. Pese a ser muy introvertidos, su férrea naturaleza puede convertirles en excelentes oradores cuando la ocasión se presenta. Suele moverse bajo esquemas fijos y respeta la tradición. Sabe que solo haciendo las cosas como es debido se alcanza un éxito duradero. Jamás confiará en su suerte. El Buey logrará las cosas a través de su tenacidad y dedicación. Es absolutamente digno de confianza, siempre cumple la palabra empeñada. La opinión pública no cuenta para él. Se entregará de todo corazón a la tarea que esté haciendo, y no dejará nada por hacer.

En las cosas del corazón, el Buey puede ser muy ingenuo. No puede llegar a valerse de estrategias de seducción para ganar una causa romántica. No se puede esperar de él poesías ni serenatas. Incluso es probable que sus regalos sean objetos sencillos y sin pretensiones. Como además son muy tradicionales, serán proclives a noviazgos largos, porque necesitan tiempo para llegar a una relación de suficiente intimidad. Son lentos para reaccionar y revelar sus verdaderos sentimientos. El hombre de este signo puede ser un verdadero caballero pero es capaz de convertirse en un torpe jovenzuelo a quien se le traba la lengua cuando se trata de conquistar a una chica. Pero si te casas con él, jamás te decepcionará, le tendrás a tu lado durante toda la vida. Tal vez no te llene de grandes obsequios pero jamás pasarás necesidades.

La mujer Buey será una esposa ideal. Te corresponderá a ti tomar la iniciativa. Después de todo, seguramente una persona nacida bajo este signo estará haciendo más de lo que le corresponde.
Son muchas las cosas maravillosas que vienen envueltas en un papel marrón y sin gracia, y una de ellas es el Buey. Ni se te ocurra despreciarlo por la envoltura porque seguramente vale su peso en oro. El Buey alimenta durante mucho tiempo sus resentimientos. Su memoria es capaz de registrar hasta el último detalle de una ofensa por demasiado tiempo. El Buey insistirá en pagar las deudas hasta el último centavo. Jamás se perdonaría el no demostrar su gratitud de manera tangible. No saldrán de él grandes palabras de agradecimiento. Considera lo que hay que hacer con las acciones más que con las palabras.

Ten cuidado con la paciencia del Buey, porque cuando una persona de este signo pierde los estribos, no pasa inadvertida. No habrá manera de razonar con él. Pero en general, es muy raro que llegue a tal agresividad. Tiene un enfoque materialista de la vida y aunque suele tener exagerado afecto por su familia, también les exige mucho. Usará los logros personales para medir su amor por ellos.

En su peor forma, el Buey es de mentalidad estrecha. Con ninguna consideración por los demás. Sin embargo, se le respeta y quiere por su sinceridad, su falta de pretensiones y la firmeza de sus principios.
Estos nativos concienzudos, hacen las cosas hasta terminarlas. La tenacidad que el Buey lleva en sus genes se extenderá a las generaciones siguientes, aunque no hayan nacido bajo el mismo signo. Su excelente carácter hace de él un constructor de imperios, que tomará todas las precauciones para asegurar la prosperidad y la supervivencia de su linaje. Como jefe de familia, no tolerará ninguna rebelión juvenil. Su vida está construida en torno a su hogar y su trabajo, y preferirá siempre las inversiones estables y a largo plazo. Como es una persona de hábitos conservadores, la poca seguridad le desalienta.

El Gallo será una espléndida pareja para él. Ambos son eficaces y dedicados. Igualmente buena será la unión con la Rata, o la Serpiente, ya que ambas se interesarán profundamente por el valioso Buey.
No le interesará mucho la compañía de la Cabra, la del Tigre, ni del Perro, quienes a su vez no se sentirán bien ante su excesivo formalismo.

El Hombre Buey/Búfalo

Estos individuos metódicos y organizados no desean, por sobre todas las cosas, defraudar la confianza que otros depositan en ellos. Les agrada la rutina, aman la familia y suelen ser un pilar importante en la sociedad.

Obstinados e inflexibles, pocas veces ceden ante otras opiniones. Buscan la prosperidad por medio de un esfuerzo continuo e incesante, y esperan ser un ejemplo para los demás. Son hijos devotos, trabajadores infatigables y estables jefes de familia, pero les resulta difícil aceptar puntos de vista diferentes.

Respetuosos de las tradiciones y las reglas, para ellos no es aceptable la hipocresía ni los dobles discursos. Francos, honestos y capaces, son exigentes en el trabajo, lo que a veces puede traerles enemigos.

Afectivos, leales y obedientes, estos nativos suelen ser muy buenos protectores. Sin embargo, su tradicional paciencia tiene un límite, que cuando se sobrepasa los hace entrar en cólera, tranformándolos en seres implacables.

Son excelentes jefes de familia, preocupados y cariñosos, y están dispuestos a entregar la vida por su clan familiar. Con su pareja son amantes vigorosos y leales compañeros.

Jamás dejan para mañana lo que pueden hacer hoy día. Poseen una visión clara y práctica, y entienden la vida como una responsabilidad de la que se hacen cargo desde temprana edad. Los búfalos que nacieron durante la noche suelen tener un carácter más liviano y pasivo que aquéllos que nacieron durante el día.

La Mujer Buey/Búfalo

Se destaca como excelente administradora, es económica, organizada y cuidadosa. En su casa y en su trabajo jamás falta algo, así como tampoco descuida su aspecto físico. Se ocupa fervorosamente de las tareas que se impone y tiende a repetir acciones rutinarias.

Ama las cosas claras, no le gustan las situaciones ambiguas, necesita saber a qué atenerse y si alguien no le cumple una promesa, difícilmente volverá a confiar en él. Pulcra, exigente y perfeccionista, esta mujer expresa de inmediato lo que piensa y no le importan las consecuencias o si el momento es poco apropiado. Con seguridad y firmeza marca los límites y no da pie a malos entendidos.

Pone todo su esfuerzo y ahínco en el trabajo que se le encomienda, siendo su carácter disciplinado y eficiente lo que la lleva a alcanzar el éxito laboral y social.

En la segunda mitad de su vida suele volverse más tolerante y menos exigente, lo que le permite involucrarse en relaciones más fluidas y estables. La educación de sus hijos es uno de sus grandes intereses, aunque le cuesta aceptar los fracasos de ellos. La misma corrección exige en el trabajo y a su pareja, a la que difícilmente podría perdonarle una mentira o infidelidad.

El Niño Buey/Búfalo

Son niños que aman el orden, la disciplina y la organización. Son bastante tozudos y solo cambian de opinión cuando se les da una explicación comprensible y lógica. Su carácter razonable, serio y responsable requiere de un ambiente estable y seguro para dar lo mejor de sí. No tienen sentido del humor y se toman desde pequeños la vida demasiado en serio

Exigentes e inflexibles, difícilmente tomarán la iniciativa. Esperan de sus mayores un buen programa al cual atenerse, no soportan la improvisación y les inquietan los cambios. Si reciben información clara y objetiva, entregarán gustosos lo que esperan de ellos, pero si se sienten perdidos y sin una guía establecida, podrían volverse belicosos, violentos o desmedidos con la comida y la bebida.

Tienen un gran sentido de la propiedad, por lo que les agrada que sus espacios y posesiones sean intocables. A pesar de ser tiernos y generosos, esperan una atención constante de sus progenitores. Son muy vulnerables en el aspecto emocional, dependen enormemente de su entorno familiar y esperan un buen ejemplo de sus mayores.

Suelen ser excelentes estudiantes y tienen un profundo sentido de justicia. Las actividades físicas son muy recomendadas para estos rígidos bueyes.

La Salud del Buey/Búfalo

El Buey en la antigüedad era considerado sinónimo de larga vida. De salud envidiablemente fuerte, su punto débil se encuentra en la zona abdominal. Por su excesivo perfeccionismo y su tendencia a reprimir las emociones, se muestra vulnerable a sufrir de úlceras, gastroenteritis y otras afecciones relacionadas con la digestión.

Su carácter exigente tiende a la ansiedad, lo que puede llevarlo a una alimentación excesiva o incorrecta. Los desequilibrios en el peso pueden traerle graves problemas, por lo que debe mantener una dieta balanceada y evitar los alimentos tóxicos y el alcohol.

Los bueyes tienen tendencia al estrés y la hipertensión, lo que suele acarrearles enfermedades a la piel. El ritmo frenético de la ciudad les resulta agobiante, en cambio la lentitud de la vida campesina, el aire puro y la actividad física los mantiene sanos y longevos.

Si este nativo se desprende de la tiranía del reloj y aprende a vivir más por placer que por deber, podrá mantener equilibrado su metabolismo, su peso y su alimentación.

El Buey de Metal - 1901, 1961, 2021

Este tipo de Buey tendrá intensos choques con la gente, incluso con sus superiores, cuando no estén de acuerdo con sus puntos de vista. Se expresa clara, intensa y resueltamente, y jamás se lo podrá acusar de no decir con claridad lo que quiere. Se mantendrá en sus trece a toda costa; cuando es necesario, puede ser muy elocuente, y se valdrá de todas sus capacidades cuando quiera salir adelante.
No es muy afectuoso por naturaleza, pero puede tener inclinación hacia las letras y ser amante de la música clásica y el arte. Tiene un gran sentido de la responsabilidad y se puede confiar en que cumpla su palabra, lo que no será muy difícil ya que, hombre o mujer, este  Buey es persona de pocas palabras.
A veces tenderá a forzar las situaciones, y es capaz de convertirse en un ejército unipersonal cuando está obsesionado por el logro de sus objetivos, respecto de los cuales puede mostrarse fanático. Tenaz y arrogante, no conoce la palabra «fracaso», y está dotado de considerable energía, de modo que no necesita mucho descanso ni distracción. No tendrá inconveniente en trabajar de la mañana a la noche si es necesario para hacer lo que se propone. Cuando no consigue lo que quiere, puede ser vengativo y de mentalidad estrecha.

El  Buey  de Agua - 1853, 1913, 1973

Es un tipo de  Buey más realista que idealista. Paciente, práctico e infatigablemente ambicioso, posee una disposición astuta y un agudo sentido de los valores. Sabe usar las cosas como es debido puede hacer aportes notables porque es capaz de esperar el y momento oportuno y de organizar sus actividades.
Será un  Buey más razonable y flexible, abierto a sugerencias, aunque es posible que no esté de acuerdo con que en su vida se íntroduzcan cambios o métodos anticonvencionales. Pero no es tan terco como otros  Bueyes, y no sufrirá demasiado si se le pide que vaya hacia donde sopla el viento. Su principal preocupación es mejorar su status y su seguridad, y en todo lo que emprenda respaldará la ley y el orden.
Se distinguirá por su capacidad para trabajar con otros y es capaz de encontrar su propio rumbo sin dificultad alguna, siempre que no se ponga demasiado rígido ni exija demasiado de los demás. Puede concentrarse en más de un objetivo por vez, y es capaz de desgastar cualquier oposición con su calma metódica, su paciencia y su determinación.

El  Buey  de Madera - 1865, 1925, 1985

Este tipo de  Buey es menos rígido y, sin llegar a ser considerado con las emociones ajenas, por lo menos las percibe. Reacciona con mayor rapidez que otros de su signo, y es probable que socialmente se muestre más cortés. Será admirado por su integridad y su ética. Es justo e imparcial, aunque su signo lunar lo arrastre hacia el conservadurismo. Entiende un sistema social fijo y funciona dentro de él; es mucho más capaz de actuar que los  Bueyes de otros elementos.
Ante la ocasión y la motivación adecuadas, adoptará opiniones nuevas y progresistas; es menos terco, y capaz de hacer concesiones al gobierno mayoritario. 
Puede llegar a grandes alturas, a amasar riquezas y a destacarse si consigue fundar y hacer prosperar grupos industriales de cierta magnitud. Es enérgico y explotará sus potenciales al máximo. Entiende la importancia de la coexistencia y sus ambiciones estarán ligadas con un orden de cosas más vasto. Es capaz de trabajar en equipo y tendrá probablemente una mentalidad corporativa.

El  Buey  de Fuego - 1877, 1937, 1997

Le encanta lucirse ante un público y es el tipo que más atraído se siente por el poder y la importancia. Su sentido innato del dominio está reforzado, como lo está también su mal genio. Como resultado, puede ser más enérgico y orgulloso que los otros  Bueyes, excepción hecha del silencioso  Buey de Metal. Es materialista, y es posible que tenga un complejo de superioridad. Por consiguiente, tiende a eliminar las personas o las cosas que considera inútiles o inadecuadas, sin detenerse a estimar su verdadero valor. Es objetivo, no tiene pelos en la lengua y puede ser excesivamente áspero con quienes se atrevan a oponérsele.
El elemento Fuego puede hacer que sus tendencias al trabajo empeñoso se expresen en actitudes militaristas e incluso en una guerra total contra sus oponentes. Tiende a sobreestimar sus capacidades, y es posible que se muestre poco paciente y considerado con los sentimientos ajenos. Por lo demás, es básicamente sincero y una persona justa, a quien no le gusta aprovecharse de los otros cuando puede evitarlo. Su familia será la beneficiaria de la mayoría de sus esfuerzos, ya que este  Buey es muy protector de sus seres queridos y se ocupará de que estén siempre bien atendidos.

El  Buey  de Tierra - 1889, 1949, 2009

Un tipo de  Buey sufrido y paciente, aunque menos creativo, que siempre cumple fielmente con sus deberes. Conoce sus limitaciones y se da cuenta de sus imperfecciones desde muy temprano en la vida. Se destacará en cualquier carrera que decida emprender, porque es práctico, laborioso y está preparado para pagar el precio necesario por el éxito. Contribuye de buena gana con su aporte y está en favor de las empresas prácticas y sólidas. Sus principales metas son la seguridad y la estabilidad, y para alcanzarlas trabajará con eficiencia.
Aunque es posible que no sea muy sensible ni emotivo por naturaleza, es capaz de afectos sinceros y perdurables, y será firme y leal tanto con sus principios como con sus seres queridos.
Pugna por un constante mejoramiento de su situación en la vida y soportará sin quejarse sufrimientos y dificultades. Constante y determinado, este  Buey llegará lejos; será difícil hacerle dar marcha atrás, porque jamás renuncia al terreno ganado. Es posible que sea el más lento, pero es también el más seguro de todos los  Bueyes.

El Buey/Búfalo y su Ascendente

Nacidos en las horas de la Rata (23:00 a 01:00):

Ahorrativos, metódicos y cumplidores, se caracterizan por su astucia y rapidez para los negocios. Huelen desde lejos el dinero y no tienen problemas en esforzarse para conseguir el éxito.

Nacidos en las horas del Buey/Búfalo (01:00 a 03:00):

Esta combinación duplica las ventajas y los defectos del Buey, por lo tanto, la intolerancia y rigidez serán sus más temibles tendencias. Son reyes absolutos, de visión limitada y personalidad demasiado conservadora.

Nacidos en las horas del Tigre (03:00 a 05:00):

Estos enérgicos y decididos personajes esperan siempre ostentar el mando. Su amor por la aventura y su alegre personalidad rompen la tradicional rigidez que los caracteriza.

Nacidos en las horas del Conejo/Liebre (05:00 a 07:00):

Elegantes y diplomáticos, estos personajes no tienen problemas en delegar responsabilidades. Les agradan los viajes, la estética y la abundancia, por lo que generalmente se mueven en ámbitos de riqueza y poder.

Nacidos en las horas del Dragón (07:00 a 09:00):

Ambicioso y visionario, este personaje suele ostentar de sus posesiones y capacidades. Intenta controlar su entorno de manera obstinada e inflexible. Tiene pocos pero grandes amigos que le duran toda la vida.

Nacidos en las horas de la Serpiente (09:00 a 11:00):

Independientes y libres, estos nativos eligen el silencio y la observación antes que enfrentar el mundo. Su posición ante la vida es seria y parsimoniosa. Logran sus metas de manera meticulosa y lenta.

Nacidos en las horas del Caballo (11:00 a 13:00):

Personajes alegres, extravagantes y desprejuiciados, aman las reuniones y la vida social. Su espíritu aventurero los dispersa en todo tipo de actividades y los hace menos perseverantes.

Nacidos en las horas de la Cabra (13.00 a 15:00):

Cuando el Búfalo se une a su opuesto complementario, establece un conflicto permanente en su personalidad, tendiendo a caer en actitudes extremistas, paradójicas y llamativas.

Nacidos en las horas del Mono (15:00 a 17:00):

Apasionados y juguetones, estos personajes buscan conquistar el mundo desde temprana edad y generalmente lo consiguen, ya que en ellos la perseverancia y astucia se unen a la picardía y ambición.

Nacidos en las horas del Gallo (17:00 a 19:00):

Enérgicos, vanidosos y un tanto frívolos, estos personajes tienen brillo propio y una enorme capacidad para alcanzar cualquier meta que se propongan. Saben cómo usar sus dones y con quién aliarse.

Nacidos en las horas del Perro (19:00 a 21:00):

Con personalidad de juez, estos serios y respetables personajes emiten juicios con facilidad. Sus altos valores y gran conciencia social los acerca a profesiones relacionadas con la salud y el bienestar público.

Nacidos en las horas del Cerdo/Jabalí (21:00 a 23:00):

Afectuosos, cálidos y conservadores, estos golosos personajes son el alma de la familia. Como su prioridad son sus seres amados, se preocupan de que el dinero y la seguridad jamás falten en su entorno.

Bueyes/Búfalos Famosos: Walt Disney, Richard Nixon, Vincent van Gogh, Margaret Thatcher, Robert Redford, Dustin Hoffman, Adolf Hitler, Charlie Chaplin, Saddam Hussein, Emiliano Zapata, Jerónimo, Clemenceau, Napoleón, Lafayette, Nehru, Luis XIII, Ricardo Corazón de León, Marquesa de Pompadour, Jean Cocteau, Rubens, Charles Chaplin, Dante, Richard Burton, Juan Sebastián Bach, Jane Wyman, Juan Carlos I, Valéry Giscard d'Estaing, Juliette Greco, Warren Beatty, Rod Steiger, Ayatola Jomeini, Emperador Hiro-Hito, Stewart Granger, Peter Cushing, Tony Curtis, Meryl Streep, Jesús Hermida, Carl Lewis, Bruce Springsteen, José Sacristán, Stanlev Kramer, Truman Capote, Melina Mercoun, Burt Lancaster, Redy Lamarr, Nadia Comaneci, Carmen Martín Gaite, Willy Brandt, Jane Fonda, Marlene Dietrich, Eugenio Derbez, Rodrigo Vidal, Oscar de la Hoya, Carlos Vives y Dulce María.

Gracias.


Horóscopo chino del Buey/Búfalo, cinco elementos del Buey/Búfalo, Buey/Búfalo de metal, Buey/Búfalo de madera, Buey/Búfalo de tierra, Buey/Búfalo de fuego, Buey/Búfalo de agua,