Horóscopo Aries

20 de marzo al 20 de abril

El espíritu de Aries

Proviene del fuego y se esparce a velocidad vertiginosa arrasando todo a su paso. Es fogoso, hiperactivo, trepidante, apasionado y destructor. Suele alimentarse del aire y del viento que son los que lo hacen crecer o estirarse para alcanzar las ramas más altas de los árboles. Únicamente el agua o la tierra pueden detenerlo. 

Planeta protector de Aries

Marte, el dios guerrero que escolta y protege al Ariano, aunque la mayoría de las veces no puede evitar que este salga herido, ya que en su afán por sobresalir y quedar victorioso, se arriesga demasiado. 

Se le admira por 

Su valor, destreza y entusiasmo; por el hecho de que no permanece acobardado en la sombra, sino que se une a los demás para luchar y conseguir lo que quiere, siempre y cuando él esté a la cabeza. Tiene que ser siempre el primero, el único, el líder. 

Signo: cardinal, masculino.
Día: miércoles.
Piedra: rubí.
Metal: hierro.
Característica: actividad.
Numero: 9. 
Incienso: canela.
Flor: clavel rojo. 

Tendencias negativas de Aries

Destacar, arrancar aplausos, que lo vean como a un ser especial; imponer las reglas del juego y decir la última palabra. Rebelde, inquieto, enojón, claridoso y pegado de sí mismo. Por lo regular anda metido en líos y lleva una vida tan agitada que ningún otro aguantaría. 

Esencia del signo

Energía vital. 

Meta principal de Aries

Alimentar su ego, vivir con lujo y probar de todo aunque quede atrapado en una de esas tentaciones o adicciones que tanto la traen. En pocas palabras: quiere vivir deprisa y sacarle a cada momento toda la emoción posible. Ama la aventura y mientras más peligrosa sea, mejor. 

Temperamento de Aries

Explosivo, al grado de irritar a las personas que tiene cerca y conviven con él. 

Vida sexual de Aries

Apasionada e intensa; vive desconfiando de la fidelidad de su pareja, y las escenas de celos son espantosas. Sin embargo, no admite que le hagan reclamaciones, debe tener toda la libertad del mundo, y si lo presionan, no tiene ningún reparo en ir a buscar a otro sitio lo que le niegan en su propia casa. Su mayor necesidad es la comprensión. 

Aries en el trabajo 

Es un exelente colaborador cuando está dispuesto a obedecer órdenes, aunque eso sucede en muy pocas ocasiones. Si su familia no tiene buena posición económica, se someterá a cualquier cosa, pero buscará la manera de ahorrar y de ingeniárselas para tener un negocio propio. Si se dedica al arte, a la política, a la actuación o al deporte, no permitirá imposiciones y creará su propio estilo. Tiene mucha suerte, pero eso no implica que no tenga que vencer obstáculos a cada instante; si se encuentra en el camino adecuado, los superará gustosamente y eso lo llevará a sus metas. 

Cómo educar a un niño de Aries

Los hijos de Marte por su naturaleza guerrera deben ser cometidos a una férrea disciplina desde la más tierna infancia. Sus padres tienen una gran responsabilidad en esto porque son los que tienen que ponerles el ejemplo con su conducta. Aries es el signo más impulsivo del zodiaco, y los hábitos y lecciones aprendidas en el seno de la familia son los que permanecerán por el resto de su vida. Así que más vale que sean buenos que malos. 

Principal peligro de Aries

Se encuentra en el alcohol y las drogas que pueden acabar con su vida, o causar un daño irreversible echando por tierra todos sus sueños de grandeza. 

Enfermedades comunes de Aries

Las fiebres muy altas, dolores de cabeza, quemaduras, inflamaciones, pérdidas de sangre y diversas heridas en la cabeza provocadas por su impulsividad y por no tener conciencia de lo que significa el peligro. 

« Si a ama a un Aries » 

Hombre de Aries

Tenga presente que él desea ser respetado como el jefe de la casa, así que no lo contraríe. Razone con él, ganará más tratándolo con dulzura que poniéndose a pelear o echándole en cara sus defectos. La convivencia puede ser muy difícil si usted le declara la guerra abiertamente. Recuerde que es un guerrero al que solo se puede vencer con amor. El necesita una compañera alegre, jovial, animosa e inteligente. Tenga cuidado con su apariencia para que se sienta orgulloso de usted, y sus amigos y conocidos lo envidien. Tenga por seguro que si no le da más dinero es porque no lo tiene; no lo presione en ese sentido. Tampoco lo amenace con abandonarlo ni con irse a vivir con su mamá, porque solo logrará hacerle sentir odio contra su familia. Téngale paciencia; sus enojos duran poco y no sabe guarda rencor. Para contentarla la llenará de regalos y la invitará a pasear con él. Jamás se dé por enterada de sus flirteos ni le haga escenas de celos. Déjelo que se sienta un adonis, después de todo, si está a su lado es porque la ama. Hágase digna de su amor. Es muy sencillo tenerlo contento y retenerlo para siempre. Adora a su familia y no se expondrá a perderla por simples tonterías. 

Mujer de Aries

Bella, arrogante, distinguida y segura de sí misma. Se deja llevar por impulsos y después se arrepiente y hasta llora a solas. Es muy emotiva, pero le disgusta que adivinen sus flaquezas y da la impresión de ser dura de corazón. Hay que conocerla a fondo para apreciarla mejor. Inquieta, siempre se le verá en acción. Le gusta mandar y que la obedezcan. Cumple con sus deberes en el hogar si no le queda otro remedio, pero preferirá trabajar porque así podrá llegar a un puesto directivo y tener bajo sus órdenes a otra gente. Sin embargo, hay que estar tras ella para que termine lo que empieza cuando tienen que realizarlo personalmente. Si su pareja pertenece a este signo, puede contar con ella en todo momento; es una exelente colaboradora y amiga siempre y cuando la deje tomar sus propias decisiones, y manejar la parte de dinero que le corresponda sin hacerle preguntas. Es muy romántica, pasional y también celosa, si ve a su hombre coquetear con otra es capaz de sacarle los ojos. Le gusta vestir bien, tener joyas, una buena casa y coche último modelo. Uno de sus deportes favoritos es criticar a sus amigas y hacer que la envidien a rabiar. Si quiere retenerla siempre a su lado, haga que se sienta orgullosa de usted y cúmplale  todos sus gustos. 

Gracias.